Tenerife sube a nivel cuatro y Lanzarote y La Palma a nivel tres de alerta por la COVID

Es en Tenerife en donde se dan los datos más preocupantes de esta pandemia, la positividad sube al 28% de los test realizados y ya llega al 26% la ocupación en las UCIs.

Blas Trujillo, consejero de Sanidad ha anunciado esta tarde en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que Tenerife subirá a nivel cuatro de alerta por la COVID-19 por sus malos datos epidemiológicos, así como Lanzarote y La Palma pasarán a nivel 3 dada su negativa evolución. Estas decisiones entrarán en vigor en la noche de este domingo día 9 de enero.

En palabras del mismo Trujillo, esto se debe a que en las últimas semanas se ha producido un aumento por encima del 46% del promedio de casos diarios de coronavirus en las Islas, por lo que las incidencias de la COVID hacen situar a Canarias en una situación de riesgo alto, con una positividad del 25’5% de las pruebas de detección realizadas.

La evolución más preocupante la de Tenerife, con una positividad del 28% en los test de detección y la ocupación de sus UCI al 26%.

No obstante, ha matizado que las medidas que se habían establecido por la COVID-19 sufrirán una serie de modificaciones gracias al avance de la vacunación.

Normal de estar en nivel 4

En el nivel 4 antes se establecían aforos del 33% en exteriores y 25% en interiores, mientras que ahora serán del 50% al aire libre y del 33% en interiores. Así como la actividad cultural tendrá un aforo del 55%. Estas modificaciones se publicarán esta noche con mayor detalle en el Boletín Oficial de Canarias (BOC).