Roque Nublo Gran Canaria Yo Amo Canarias
El Roque Nublo, Gran Canaria.

Está claro que el Roque Nublo es uno de los símbolos y lugares más paradigmáticos de la Isla de Gran Canaria. Lo llamamos peña, monolito… pero sabemos que es uno de los muchos roques que pueblan nuestras islas, y es, claro, de formación volcánica.

El Roque Nublo

Cuando en una erupción volcánica, en la chimenea, el magma es muy viscoso, puede taponar el conducto de salida. Con el tiempo, la erosión va eliminando el material de alrededor y queda al descubierto esa formación rocosa. En Canarias tenemos muchos ejemplos: El Roque Bentaiga (Gran Cana­ria), el Roque Idafe (La Palma), los Roques de Agando (La Gomera), los Roques de García en las Cañadas(Tenerife). Pero este que nos ocupa es especial: hablar del Roque Rublo es hablar del símbolo por excelencia de Gran Canaria. y uno de sus lugares más queridos.

¿Dónde está el Roque?

El Roque Nublo se encuentra en la isla de Gran Canaria, en el municipio de Tejeda, en el que también se encuentra otro famoso Roque, el de Bentaiga. Nuestro Roque se encuentra en el Espacio Natural Protegido del Nublo. Desde 1987 es considerado Espacio Natural Protegido y constituye el más grande de Gran Canaria y uno de los más grandes y con más población del archipiélago. Además está protegido por la categoría de Parque Rural y fue declarado Parque Natural en 1994.

Para encontrar el origen de nuestro querido Roque Nublo, tenemos que irnos a las erupciones que originaron hace 14 millones de años la isla de Gran Canaria. El Roque Nublo surgió en la segunda erupción sin saber que se iba a convertir en lugar de culto y conocimiento para los aborígenes, en el símbolo de la isla Gran Canaria y en una de los senderos más buscados del archipiélago.

No te olvides de que el Roque Nublo no está solo, sino que está acompañado de dos roques compañeros que lo guardan. En el camino de subida al Nublo, encontramos el denominado El Fraile, de menor tamaño. Su curioso nombre se lo da su forma: si lo miras bien, se asemeja a un monje en posición de oración. Pero un poco más cerca de Roque Nublo aparece otro más pequeñito. Este se llama La Rana...¡quizás con este hay que ponerle un poco más de imaginación!

La web de turismo de Gran Canaria puede proporcionarte más información.

¿Cuánto mide el Roque Nublo?

El Nublo se sitúa a unos unos 1813 metros por encima del nivel del mar, y lo que es el roque en sí tiene un altura de unos 80 metros. Con estas medidas ocupa el tercer puesto entre las mayores altitudes de la isla. Su imponente presencia es superada solamente en Gran Canaria por el pico de las Nieves, con una altura de 1949 metros, siendo este el lugar más elevado de la isla.

¿Qué ruta puedo hacer en el Roque Nublo?

La ruta más buscada por turistas y autóctonos para admirar este gigante geológico es la de la ascensión: Si vas a Gran Canaria, tienes que subir al Roque Nublo.

Iniciarás tu sendero justo en el parking de Goleta, así que no podrás perderte. Tendrás 3 kilómetros por delante: 1,5 de ida y 1,5 de vuelta. Si quiere calcular tiempos, piensa que en subir emplearás entre 35 y 45 minutos y que para la vuelta con 20 o 25 basta, aunque siempre depende del paso que tú le quieras imprimir y de lo que quieras disfrutar. Es poco tiempo para realizar, no una caminata, sino una tradición que te devolverá la vista del horizonte más espectacular que hayas presenciado.

Vas a iniciar tu camino rodeado de pinos canarios y tras los primeros metros de ruta, el camino asciende por el cercano barranco de La Culata. Admira la flora: castaños, pinos canarios, retamas….todo contribuye a tu disfrute. A la media hora de empezar la subida, desaparece esta maravillosa flora y verás que a tu alrededor aparece un paisaje lunar: entramos en una gran planicie, como si de otra galaxia se tratara, pero no, solo entramos en el conocido como Tablón del Nublo. En un extremo de la llanura aparece el Roque de la Rana y el imponente Nublo a la izquierda.

Y cuando llego…¿Qué miro?… Pues al alcanzar la base del Roque Nublo obtendrás una de los mejores miradores para disfrutar de una gran vista de la Isla grancanaria. Respira hondo y disfruta de lo que tienes delante: el océano Atlántico, barrancos, pinares, presas, cultivos, laderas…. Ya te habrás dado cuenta de que visitar el Roque Nublo, vale la pena.

Recomendaciones para la ruta

No es una ruta excesivamente dura, e incluso se puede hacer en familia, pero siempre es recomendable hacerlo con ropa y sobre todo, con calzado adecuado. No es bueno hacerla con chanclas o cholas. Busca unas botas, ropa de abrigo…e inicia tu aventura.

Tiempo en el Roque Nublo

Si vas a darte el gusto de subir, de pasear, de disfrutar del sendero o de las vistas, simplemente ten en cuenta que estás a 2000 metros de altura, y que estás situado a la vera de barrancos con el viento alisio soplando. Todo esto requiere que vayas preparado con una ropa adecuada para el fresco: chaqueta, polar, bufanda… Por el día las máximas pueden estar entorno a 16, pero si vas a disfrutar del atardecer, hablamos de temperaturas entre 8 y 5 grados. ¡No dejes de disfrutar del Roque Nublo por no haber ido preparado!

Atardecer en el Roque Nublo

La ruta que acabamos de contar es un lujo hacerla para ver la puesta de sol. Además de la belleza de paisaje que ya hemos descrito, aparece un protagonista vecino: El Teide. Su silueta se recorta majestuosa con las sombras del ocaso y obtendrás fotos inolvidables en las que retratarás las dos islas capitalinas del archipiélago.

Aquí puedes ver la hora exacta del atardecer en el Roque Nublo

¿Cómo llegar al Roque Nublo?

Como ya indicamos, el Roque Nublo se sitúa en el municipio de Tejeda . Para llegar allí desde Las Palmas de Gran Canaria, dirígete hacia Santa Brígida y luego continúa por la Vega de San Mateo. Desde ahí, sigue hasta el Mirador de la Degollada de Goleta para admirar las vistas de Roque del Fraile, el Roque Bentayga, la caldera de Tejeda y del Roque Nublo, por supuesto. Desde el aparcamiento podrás empezar la ruta de ascenso.

¿Qué es la ventana del Nublo?

La Ventana del Nublo es otro de los atractivos de la zona. Se trata de un monumento natural de piedra, una ventana natural , que actualmente es un verdadero must debido a sus increíbles vistas del Roque Nublo e incluso del tinerfeño Teide en los días sin nubes. Su forma tan emblemática es el resultado de la erosión del viento y lluvia, que, durante mucho tiempo, han ido transformando la roca hasta conformar un hueco en forma de ventana Hemos de decir que hay hasta 5 ventanas, unas con más fácil acceso que otras y las conocemos con los nombres de «La Gañifa» y «La Agujereada» «El Ojo del Cocodrilo» y «La Ventana del Cuchillón» y la ya mencionada «Ventana del Nublo»

El paseo es fácil…unos dos kilómetros que se convierten en unos 50 minutos de ida. Partimos desde el área recreativa de los Llanos del Pez, caminando por la carretera hacia el Nublo por el lado izquierdo. Allí encontrarás el cartel con el que comienza el Camino de Santiago o Degollada de Cruz Grande. Seguimos la ruta hasta un desvío a la derecha, dejamos el sendero a la derecha (hay que estar atentos porque no es del todo claro). Atravesamos algunos pinos y subimos una ladera y veremos de frente el pequeño arco de piedra conocida como la Ventana del Nublo.

Escrito por: Irene Afonso García